Fin de semana en Lenox

image3

¡Hola, viajeros! 🙂

Hoy voy a contarles un poco sobre Lenox, un pequeño pueblo en Massachusetts al que puedes ir de fin de semana desde Nueva York.

¿CÓMO LLEGAR?

Lenox está a un par de horas en auto desde Boston y a cuatro o cinco desde Nueva York. Es una ciudad pequeña (de unos cinco mil habitantes), abrazada por naturaleza y restaurantes pequeños. Ahí los citadinos tienen casas de campo para pasar sus fines de semana y días feriados.

Para un extranjero es recomendable rentar un coche con GPS, pues las distancias son en el pueblo son grandes y aunque uno llega rápidamente de un lugar a otro, sin ayuda para encontrar una dirección uno podría confundirse o perderse. Los terrenos son abiertos y boscosos, no en todas partes puedes encontrar locales para pedir instrucciones.

¿DÓNDE HOSPEDARSE?

Durante este viaje pasamos dos noches en el Hotel Yankee Inn. Nos animamos por esta opción después de leer reseñas favorables en internet. El costo de la habitación empieza en 230 dólares (no es barato, pero en esta zona del país, nada lo es).

Es muy fácil encontrarlo y a unos pasos caminando hay supermercado, varios restaurantes, farmacia y áreas verdes. Las instalaciones no son muy nuevas, pero hay internet gratis, el personal es amable, el ambiente es acogedor, el desayuno está incluido (y es bueno) y siempre se mantiene limpio.

image4.JPG

¿QUÉ HACER?

Sin duda es un destino para alejarse del ruido y movimiento de la ciudad, pero Alejandro, mi hermana y yo manejamos hasta allá para asistir a un concierto de John Williams en Tanglewood, una especie de ‘casa de verano’ de la Boston Symphony Orchestra donde se realizan eventos musicales al aire libre. ❤

Este sitio –ubicado a unos cinco minutos en auto desde el centro de Lenox– fue inaugurado en los años cuarenta por Serge Koussevitzky, quien entonces era director de la sinfónica de Boston. Hoy Tanglewood es una academia para músicos jóvenes que organiza festivales como el Tanglewood Jazz Festival, que se lleva a cabo el fin de semana de Labor Day (septiembre, en Estados Unidos).

Lo atractivo de este lugar no sólo es ir a sentarse a escuchar música, sino pasar una tarde relajada.

image2.JPG

Tanglewood se ubica en una finca. El domo bajo el que se dispone la orquesta está rodeado de pasto y árboles. A unos pasos de éste hay un museo que resumen la historia del lugar y un espacio para comprar comida y bebida. Como la mayor parte de los conciertos se programan en fin de semana, la gente llega desde temprano, estaciona sus coches en el espacio anexo y aprovecha para hacer un picnic 🙂 Muchos cargan con sillas plegables y escuchan el concierto desde el pasto, en lugar de comprar boletos con lugares preasignados (lo que obviamente modifica el precio).

Lo que más disfrutamos de este viaje fue la tranquilidad. Lo único que hay que hacer en Lenox y Tanglewood es descansar, dar un paseo y amar la vista, comprar un café y una dona a media tarde. Es una delicia para quien proviene de una ciudad caótica y siempre ocupada, como la Ciudad de México o Nueva York ❤

image1.JPG

¿DÓNDE COMER?

Probamos un par de lugares y nuestro favorito fue Trattoria Il Vesuvio, un restaurante italiano a unos pasos del hotel. Probamos carne y pasta y estuvo delicioso. Pero cuidado: las porciones son abundantes, así que debes asegurarte de ir con hambre 🙂

Si algún día hacen un roadtrip como el nuestro, escríbanme, me encantará saber cómo les va.

image5.JPG

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s